22 ago. 2016

EL ABRAZO






Me debes ese abrazo…
Que hizo que mis sentidos
No oliesen el sabor de tu cuerpo

Me debes ese abrazo…
Que  nos dimos al despertar
Una mañana de invierno
Cuando pedias el calor de mi cuerpo

Me debes ese abrazo…
Al sentir que el sabor de tu boca
Anegaba mis labios ávidos de ti
 De tu aliento…de tu dulzura

Me debes ese abrazo…
Cuando nuestras lagrimas
Hicieron que un reguero inundara
Nuestra piel seca ya de caricias

Abrázame aunque tus brazos
Estén ausentes de ti
Abrázame en la distancia
Abrázame en tus pensamientos

No volveré a sentir tus abrazos
Pero abrázame en tus sueños
Allí viviré en ti

Me debes ese abrazo…
Que nos quedo pendiente
En nuestra no despedida
Llena de ausencia…de olvido

Sin un adiós que  diera
Sentido a lo que un día
Fuimos y que quedo mudo

Serás ausencia en mí
Seré ausente en ti
Pero me debes ese abrazo
Me adeudas lo que merecimos
Siempre nos tendremos…

Me debes ese abrazo...


Mare Nostrum 22 – 08 - 2016
Adolfo A. Morales Borrego

3 comentarios:

  1. Te deseo que ese abrazo llegue a realizarse.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo que te de vida,
    que te inyecte energía,
    que sientas bien fuerte.

    Un abrazo sentido,
    un abrazo merecido,
    con su cuerpo entre el tuyo.

    Un abrazo que habite en tu ser,
    habitándoos de amor,
    entre sueños y realidades.

    Un abrazo desde la cercanía
    viviendo, latiendo, sintiendo,
    gozando, llenando el mañana de calor.


    Cómo me gusta que vuelvas a escribir, Adolfo, la verdad es que te venía echando de menos, gracias por seguir latiendo entre versos.

    Un abrazo y un beso, amigo Poeta.

    ResponderEliminar
  3. Precioso homenaje al abrazo, poderoso, cálido, tierno y necesario. Un abrazo verdadero de corazón, lleno de emociones y carente de mala energía. Blanco y puro e indispensable en esta vida. GracIas por esos versos llenos de VIDA Y SUEÑOS. Un besito.

    ResponderEliminar