9 abr. 2019

SU CUERPO, MÚSICA




Sonó la música y su piel
Se hizo canción,
Cierra los ojos amor
Mientras te bailo
Melodía y verso somos

Que de tus dedos suenen
Los acordes de tu guitarra
Y penetre en su cuerpo,
Que su dermis se erice
Mientras las notas cantan

Enciéndela con las cuerdas
Que su sentir derrita la partitura
Y queme su sangre ardiente

Cierra los ojos e inventa
Esa canción que bailaremos
Ese soneto sin nombre
Armonía y verso seremos

Bailo mi cuerpo en el tuyo
Esa melodía que no sabemos
Que nos unirá para siempre
Mientras la música te cante
Baila conmigo…
Bailemos


Mare Nostrum  09 – 04 – 2019
Adolfo A. Morales Borrego

14 feb. 2019

SIN RENCOR







Allí donde hubo fuego
Quedaron cenizas muertas
No hay rescoldo que prenda
De nuevo aquella pasión

Solo en sueños te veo
Al despertar vuelvo para verte
Bajo el embrujo de Sevilla

Donde tu sonrisa encendía
Esa pasión que no volverá
Solo en mi permaneces

Si me digo que eres olvido
Es imposible de asumir
Este amor tan inmenso
Como el nuestro no hubo
El tiempo no lo borrara

Asumo mi soledad y la distancia
La necesidad de tu aroma
La suavidad de tu piel
El calor de tu aliento
La ternura de tus labios

No puedo aceptar el olvido
De cuando fuimos fuego
El tiempo y la vida se paro

Podrán borrar mis huellas
Nunca mis sentimientos
No habrá rencor
Solo amor



Mare Nostrum  14 – 02 – 2019
Adolfo A. Morales Borrego

10 feb. 2019

LADY





Tu mi bella dama que desintegras
Mis sentidos, mis cimientos
Seras mi Lady Godiva
Yo tu bravo corcel donde cabalgar
Desnudo tu cuerpo sobre mi piel

Te hare perder los sentidos
Faltara aire en tus pulmones
Viento, lluvia, tormenta
Cabalgaremos entre tempestades

Al paso, trote o galope
Sentirás el fuego de mis lomos
Iremos donde siempre pacemos

Rendidos
Fatigados
Deshechos

Tu mi Lady Godiva
Yo tu Leofric enamorado



Mare Nostrum 10 – 02 – 2019
Adolfo A. Morales Borrego

31 ene. 2019

CASTIGO





Castigo es no ver tus ojos
Castigo es no besar tu boca
Castigo es no beber tu aliento

Castigo es no rozar tu piel
Castigo es no sentir tu calor
Mi castigo es mi dilema

Castigo es amarte en silencio
Eres mi castigo y mi olvido
Olvido que no puedo olvidar
Porque eres mi castigo

Peno por mi castigo
Errante en mi ostracismo
Pago por mi castigo
Hasta que el olvido
Se olvide de mí…

Eres mi castigo…

Mare Nostrum  31 – 01  - 2019
Adolfo A. Morales Borrego


7 ene. 2019

ENTRE MIS BRAZOS






Entre mis brazos te llevo
Allí donde dejamos huellas
Que la arena fue amoldando
El sentir de tu piel en la mía

Un grano que sin el
No existirían las playas
No habría dunas desérticas
Ni montaña para escalar
Sin una gota no habría mar

Para mi quisiera ese pequeño grano
Que en mi cuerpo se formara
Lo que tanto desea mi ser
De ti, de mí, de nosotros

Fuimos, somos y seremos
Lo que queramos ser
Nuestro presente y futuro
En el tiempo permanecerá
Esa huella por nosotros perfilada
Aquella que nadie podrá borrar

Solo una huella en la arena
Porque te llevo entre mis brazos



Mare Nostrum  02 – 01 – 2019
Adolfo A. Morales Borrego

2 ene. 2019

HUELLA




Tu huella en mí quedó
La dejaste en mi cuerpo
Ni mi alma la puede borrar
Son recuerdos permanentes

Ese aroma único que desprendes
Es huella que en mi piel permanece
El sonido de tu voz música es
Deja huella en mis sentidos

Se va haciendo camino
Para volver a nuestro sendero
Largo será el caminar

Para llegar el principio
Donde las huellas marcaron
Nuestros cuerpos



Mare Nostrum 02 – 01 – 2019
Adolfo A. Morales Borrego


7 dic. 2018

AQUELLA MUJER (Relato)






Tenía la obligación diaria y constante de ir al aeropuerto, era como una cura para mi sentir, necesitaba ver gente, mucha gente.

Me sentaba a observar a las personas, sus caras, su ir y venir, también a aquellos que pacientemente esperaban a los familiares o amigos que están a punto de aterrizar  y otros los mas resignados en espera de la salida de sus vuelo.

En sus caras se veía alegría, impaciencia, preocupación e inclusive resignación, algunos corriendo para no perder su vuelo.

Aquello era un enjambre de caras, cada una de ellas era un mundo yendo en distintas direcciones.

Personas que estaban como perdidas, preguntando por su puerta de embarque y eso que en las pantallas de información de vuelos estaba bien especificado, pero ellos se acercaban al punto de información para cerciorarse.

Me encontraba sentado perseverante para escribir mi relato diario, era como  historias dentro de una historia, pero en capítulos, siendo distintos los protagonistas cada día.

No me di cuenta que frente a mí se había sentado una mujer que me observaba sin perder detalle, sus ojos eran profundos, como si quieran entrar en mis pensamientos, no era guapa, pero tenía una belleza que hipnotizaba.

Me quede mirándola y ella esbozo una preciosa sonrisa, aquella cara tenía algo especial, me recordaba a mi pasado muy lejano pero no sabía en qué rincón de ese pasado estaba.

Volví a mi cuaderno intentando concentrarme, quería volver al mundo de esas caras que iban y venían,  pero me era imposible, mi mundo estaba en los ojos de esa mujer.

Después de mucho tiempo levante la vista y allí seguía, con sus ojos mirándome fijamente y su sonrisa cautivadora devorándome la mente, no conseguía descifrar aquel enigma, ¿quién era esa mujer?

Se levanto y lentamente se dirigió hacia mí, se paró a pocos centímetros, con sus manos tomo mi cara, acerco sus labios a los míos y me dio el beso más bello que me dieran en toda mi vida, notaba que su aliento quemaba mi boca y mi garganta, no quería que aquello terminara nunca.

Separó unos milímetros sus labios sintiendo como que con cada palabra que decía lo hacía sobre mis propios labios, y de su garganta salió aquella frase que me dejo atónito…

“Gracias por los años tan bellos, llenos de amor y pasión  que me diste”

Volvió a besarme tiernamente, me miro a los ojos y de nuevo me regalo aquella sonrisa encantadora suya.

Se marcho sin decir ninguna otra palabra, al cabo de unos minutos reaccione y mire en todas direcciones, imposible de encontrarla ante la multitud de personas que había en el aeropuerto.

Note que unos ojos me observaban, estaba a punto de embarcar, me miro, sonrió y me lanzo un beso, después se perdió en el túnel de embarque.

Corrí cuanto pude, pero el avión ya estaba despegando, vi como se alzaba hacia el cielo camino de su destino.

Allí me quede, mirando cómo se alejaba hasta que desapareció de mi vista.

Intrigado mire al rotulo para ver el destino del avión, asombrado observe como las letras luminosas cada vez de un color decía…

“Búscame en tus sueños”


Mare Nostrum  27 – 12 – 2018
Adolfo A. Morales Borrego

27 nov. 2018

FIEBRE






Es mi fiebre que emana del delirio
Desatino exaltado que domina mi ser
No se coordinan mis sentidos
Extraviados y perdidos están

Son  perlas esparcidas por mi mente
Las que no encuentran su engarce
Fantasía que la fiebre fabrica
A veces llega hasta la locura

Química que me devuelva  mí ser
Yacido en sabanas llenas de pesar
De manantiales ardientes

Vivir sin saber que vivo
Para seguir viviendo mí desvarío
Concluir con mi yo y desatino



Mare Nostrum  27 – 11 - 2018
Adolfo A. Morales Borrego

22 nov. 2018

LA ESCALERA





Cada escalón una caricia
Contra la pared presa eres
Para rebasar mis ganas de ti

Un beso en cada peldaño
Que nos lleve al rellano
De nuestro final inesperado

Que tendrá su principio
Con un avance lento
E incierto y ardiente final


Mare Nostrum 22 – 11 – 2018
Adolfo A. Morales Borrego

10 oct. 2018

MIS SUEÑOS







Bájate de mis sueños
Quiero tenerte en mis brazos
Despiértame con tus labios

Sean tus ojos mi nuevo día
Dale luz a mi cuerpo
Bájate de mis sueños

Cuanto tuve que amarte
Para que sea imposible negarte
Bájate de mis sueños

Para tu tiempo
No digas nada
No mires al pasado
Nunca volverá

Reflejado en tu espejo veras
A mis ojos cada día mirándote
Destello de aquel amor utópico
Bájate de mis sueños

Tú me sonríes
Yo te beso
Cierra los ojos
No te bajes de mis sueños
En ellos cada noche estas



Mare Nostrum  10 – 10 – 2018
Adolfo A. Morales Borrego

7 jun. 2018

AQUEL BESO







No hubo beso más cálido
Aquel que primero nos dimos
Tus labios llenos de pasión

Tu cuerpo tembló junto al mío
Cuando mis manos rozaron tu piel
Recorrí tu vida entre besos

Quemaste mi boca con tu aliento
Fuego desprendían tus ojos
Supe lo que era amar

Fue nuestro primer beso
Ese que se sella en vida
El que hizo sentirte y amarte

Te veo desde mi distancia
Esa que no disminuye
Que es lejanía perpetua
Recordando aquella tibieza

No habrá amor más profundo
Mujer entre mujeres tú
Nadie acaricio mis labios
Como lo hicieron los tuyos

Culpo a nuestro primer beso
Aquel que primero nos dimos
Y grabado para siempre quedó


Mare Nostrum 097 – 06 – 2018
Adolfo A. Morales Borrego


7 may. 2018

SERÉ







Eres mi pecado
Mi tierna penitencia
Quien controla mis latidos
Su ritmo y armonía
La fuerza de mis sentidos

Eres lo tierno y salino
El néctar de mi sustento
Mi emoción descontrolada

Pones música a mi cuerpo
Dueña de mis labios
Ese gemido perturbador
Melodía de mi canción

Desnudas tu cuerpo
Arropando el mío
Me llevas a tu laberinto

Arribamos al último suspiro
Buscando lo que tú eres
Vagando entre los sentidos

Te describí en mi vida
Marcabas tu mí rumbo…
Al fin…
Yo seré...


Mare Nostrum  07 – 05 – 2018
Adolfo A. Morales Borrego

23 abr. 2018

TE BUSQUE

   





Buscando tu boca iba
Entre suspiros derramados
Detrás de tu aroma
Mis sentidos

Mis silencios te gritaban
Sombras extraviadas
Esparcidas en el espacio y tiempo
En tinieblas delirantes y húmedas

Tu fragancia, esa esencia de mujer
En los senderos ibas derramando
La caricia de tu brisa
Calaba mis sentidos

Tus ojos me encontraron
Tu boca encarcelo mi locura
Tu mirada paralizo mi existencia

Busque entre mis sentidos
Fueron los tuyos
Los que me descubrieron

Te busque… me encontraste


Mare Nostrum  23 – 4 – 2018
Adolfo A. Morales Borrego

13 abr. 2018

QUIERO VERTE






Tus ojos quiero ver
Su luz
Reflejarme en tu iris
Llegar a tu profunda mirada

Que tu cara ilumine la mía
Sentir quien eres
Saber de tu ser
Verte en vida
Destellos de ti
Los latidos rompan mi pecho

No quiero soñarte más
Deshacer tu puzle imaginario
No quiero belleza
Con ser tú me basta

Oír tu voz
Acallar mi soledad
Nuestra amistad sea la prueba
No más letras archivadas
Leídas una y otra vez

Saber quien compone tus versos
Esas manos llenas de vida
Seas la verdad de mi evidencia
La certeza de que eres
Quien muerde perlas nacaradas

No busco amor, ya lo tuve
Solo vida en mi vida
Sentir que vivo en versos

Existo ya en el ocaso
Por eso quiero verte
Sentir la música de tu voz
Que calme mi nostalgia

Seguiré prendado de tus versos
El frenesí de lo que eres
De ese erotismo que es vida

Omitiré tu nombre
Que bello y puro es
Conocer quien me guía
En esto de versar
Musa de mis poemas

No más enigmas ni misterios
Tú ya sabes de mí
Por eso, si tu quieres
Quiero verte


Mare Nostrum 13 de Abril 2018
Adolfo A. Morales Borrego