17 may. 2013

AUSENCIA

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Quise decírtelo
Pero estabas ausente
Te lo dije
Pero estabas ausente
 
Derrame lagrimas por ti
Pero estabas ausente
Clame amor, cariño
Pero estabas ausente
 
Para ti hice de todo
Pero estabas ausente
Me besabas y acariciabas
Pero estabas ausente
 
Ausencia es lo que tenía
Ausencia de ti,
De tu amor y cariño
De tu deseo y pasión
 
Miraba al pasado
Y solo vi ausencia
Nada quedaba,
Solo ausencia
 
Adolfo


12 comentarios:

  1. Cuán dolorosa esa ausencia,Adolfo! Dolorosa y sangrante; el clamor del alma es insufrible.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Una ausencia siempre duele y nos hace sentir muy mal sobre todo cuando se ponen todos los medios para que no ocurra.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Triste, siempre duelen las ausencias, más cuando se hace de todo por conservar la presencia.

    Besos Adolfo

    ResponderEliminar
  4. Mis queridas y admiradas amigas, he de decir que este poema no es actualmente como consecuencia de mi estado emocional y personal, no obstante todos hemos tenido en algún momento de nuestras relaciones estas ausencias.
    Lo problemático es saber resolverlas y en algunos casos entenderlas.
    Soy admirador de vuestros blogs, considero que vosotras tenéis una sensibilidad del que nosotros carecemos en muchos casos.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Adolfo:
    Sin exagerar, tu poema dice toda la verdad sobre ese sentimiento de pérdida.
    Te felicito.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Gotas de lluvia
    como lágrimas derramadas
    bebiendo nostalgias de ausencia
    que pronuncian el verbo amar.

    Recuerdos alimentados
    entre el dolor de la ausencia
    y deseo de ver su presencia.

    Precioso poema, Adolfo, gracias por compartirlo, aunque no sea actual, siempre es un placer leerte.


    Un beso.

    PD.- Te invito a que cuando puedas te pases por mi blog para que veas el resultado de los micro, y respondas a una pregunta que os he hecho, además de que allí te espera tu DIPLOMA DE PARTICIPACIÓN.

    ResponderEliminar
  7. Yo siempre lo digo, que no hay peor que la sentirse sólo estando acompñado, y esa asusencia no es otra cosa que la indeferencia del desamor.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  8. La ausencia es algo a lo que hay que acostumbrarse en los malos tiempos, y también en algunos buenos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Es triste, pero puede ocurrir, estar acompañado y sentir la soledad, la distancia del otro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Hace tiempo no escribes, Adolfo, venimos echando de menos tus versos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Adolfo, por supuesto que te dejo mi email, aquí le tienes:

    mariasbl@gmail.com

    Ojala vuelvan las musas a ti para que vuelvas a deleitarnos con tus bellos versos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Las ausencias como sentimientos pròdigos.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar