14 may. 2013

FELIZ CUMPLEAÑOS…HIJO

 
 
 
 
 
Hoy, catorce de mayo,
Cuarenta años hace
A este mundo viniste
 
Empezó la vida
La tuya, la mía,
La nuestra
 
Tu piel blanca
Cabellos color oro
Azules tus ojos
 
Sentí tu olor a vida
Te tome en mis brazos
Bese tu cara, tus manos…
 
Cumpliste años llenos de vida
De alegrías y penas
Vivimos, reímos y lloramos,
Discutimos, confraternizamos
 
Llego la Dama Negra
Que de mi te arranco
Se llevo tu vida
Quebró la mía
 
Dieciocho años, de
Catorces de mayo
Si poder decirte
Feliz cumpleaños…hijo
 
 
Adolfo
 
 
 
 
 


4 comentarios:

  1. Un poema muy emotivo, dedicado a un hijo, lo más grande de este mundo. Es tan injusta la vida...
    Unos versos que me dejan sin palabras...

    Un abrazo Adolfo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo, Adolfo:

    Me ha emocionado y estremecido tu poema dedicado a tu bellísimo hijo, porque así es como le veo, con cara angelical, con una mirada muy dulce, y este poema tan tierno, lo estará leyendo desde el cielo, porque ahí es donde estará ahora, disfrutando de tus versos que con ellos le llegará el amor con que tú se los has transmitido.

    Muy emotiva esta entrada.

    Hijo del amor,
    semilla de vida,
    mirada angelical,
    siento tu cariño
    beso tu mirada
    eres mi recuerdo
    y mi presente.

    Hoy, además de un beso, te dejo mi cálido abrazo.

    PD.- Gracias por tus siempre bellos comentarios de poesía, son preciosos regalos.

    ResponderEliminar
  3. ME HA CONMOVIDO MUCHO ESTA FELICITACIÓN PARA ESE HIJO TAN QUERIDO Y QUE TUVO QUE "PARTIR".......ME UNO A ESE SENTIMIENTO DE DOLOR Y DE PÉRDIDA.SALUDOS

    ResponderEliminar
  4. Cuando nace un hijo, momentos mágicos donde las mariposas del júbilo revolotean por la sala y vuelan juntas como cientos de miles de florecitas de colores, miras su bella carita y no puedes dejar de sonreír, sus dulces ojos fabrican a cada segundo que te mira diques contra la desazón que produce el miedo de ser madre, o padre, por primera vez y las dudas de no saber si serás capaz de cuidarlo y protegerlo contra el mundo, el mismo mundo que sin piedad te lo arrebata.
    El estremecimiento, el dolor, lo injusto, el vacío que deja un hijo son cientos de millones de preguntas, cientos de millones de lágrimas, cientos de millones de sueños rotos, cientos de millones de noches sin luna.
    Siento que desde ese instante me evito y evito el mundo tal como era cuando era contigo..
    .. Y yo sólo sueño con volver a verte..

    ----

    Desde la emoción de leerte y sentirte en un poema tan bello, le dedico a nuestro lindísimo Jose este recordatorio desde el fondo de mi corazón, y a tí y a tu bella alma todo mi amor y todos los besos y abrazos que pueda contener el Universo. Te amo.

    ResponderEliminar