5 jun. 2017

LEJANIA






Estar contigo es mi demanda
En tu cuerpo cobijarme
Donde pueda infiltrarme
En tu piel y en tu aroma

Es la lejanía mi compañera
La que domina mi tálamo
Quien me hace soñar en ti

Es la lejanía tu ausencia
La celadora de mi frenesí
Mi carencia más cercana
Somos dos caminos por andar
Sendas ocultas por descubrir
Cerca pero en tu lontananza

Vives en mí sin estar ni ser
Lejanía y distancia en mi delirio
Mi imaginación más inminente
Horizontes utópicos, quiméricos

De mis manos te escapas
Agua que no se puede retener
Eres viento que rodea mi cuerpo
Lo rozas y te vas a tu tiempo

Eres lejanía a mis ojos apagados
No te ven en la cercanía
Te evaporas, eres vacío y fluido
No existen nuestros límites

Eres mi caristia, mi privación
La  lejanía en mi soledad
Eres mi urgencia, mi escasez
Insuficiencia para vivir
Soñarte, vivirte, anhelarte
Tú mi lejanía…


Mare Nostrum  05 – 06 – 2017
Adolfo A. Morales Borrego 

2 comentarios:

  1. Cómo me gusta volver a leerte, mi querido amigo Adolfo, que tus letras palpiten, que tus emociones hablen, que grite tu alma entre versos y sueños, que no se detenga la pluma de tus latidos, y que la tinta siga escribiendo.

    Me ha encantado tu poema, es un canto anhelante.... para volar entre tus versos...

    Besos enormes.

    Soy brisa que acaricia tu alma,
    beso que toca tu piel,
    palabra que susurra tu sueño,
    pensamiento de tu ser,
    cercanía desde tus versos,
    vuelo entre tus alas,
    pupila en tu mirada,
    no hay soledad ni distancia,
    cuando las almas
    se tocan con las letras.

    ResponderEliminar
  2. Bellos versos amigo.
    Sigue disfrutando al escribir, pues con ello ganamos nosotros.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar