10 dic. 2016

NINA





Llenaste ese vacío que una madre deja
Fuiste silencio, quejido y llanto
Consuelo, caricia  y lagrima muda

Fuiste mi tía, mi madre
Mi amiga  y compañera
Lo que no se dice ni se habla
Supiste decírmelo sin palabras

Hubo más que ganar que perder
Tránsitos de emociones
Despedidas y encuentros
Nostalgias y recuerdos

Pero tú eres más que eso
Corazón que da sin pedir
Ejemplo de tus hijas
Ellas madres modelo tuvieron
De una madre que supo
Sacrificar su vida por ellas

Eres dulzura, toda bondad
De mirada limpia, directa
Mar en calma, con sabor a sal

Eres amor, porque amor das
Mujer de un solo amor
Que permanece en el tiempo
Que nadie pudo borrar
Y que solo en tu silencio florece

Dejas huella que tatuada permanece
En esos corazones que son
Parte de tu vida, de tu ser

Este poema acabo,  no
Mis sentimientos hacia ti,
Fuiste los que fuiste
Y siempre serás, esa persona
Que me hizo ser parte
De lo que ahora soy

Mi adorada tía Nina
Recibe este poema con
Todo el amor que tu sobrino
El “Melli” te pueda dar
Y que es mucho.

¡¡¡Feliz cumpleaños!!!….

Mare Nostrum 21 – 11 – 2016
Adolfo A. Morales Borrego

5 comentarios:

  1. Precioso homenaje a tu querida tia Nina.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi querida amiga...que tengas unas felices fiestas...un beso

      Eliminar
  2. A tu tía le tuvieron que caer lágrimas de emoción al leerte, no le puedes decir más cosas bonitas en ese poema, sólo deseo que la disfrutes muchos años y te veas arropado con su cariño y dedicación.
    Mi intención era la de desearte pases unas FELICES NAVIDADES en compañía de la familia.
    También pido tanto para ti, como para los tuyos, que el próximo 2017 venga cargado de paz, amor y felicidad.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi admirada amiga...la receta en mucho amor...bastante cariño y salpimentar con recuerdos agradables...que tengas una felices fiestas

      Eliminar
  3. Hay personas especiales que por su belleza interna, nunca se van de nosotros, fueron, son y siempre serán y estarán.
    Un beso, Adolfo

    ResponderEliminar