7 sept. 2017

ERES MI AUSENCIA




Alejaron tu cuerpo de mi piel
Apagaron el aliento que me templaba
Apagaron la luz de tus bellos ojos
Que iluminabas con tu mirada

Demolieron el nido de tus brazos
Donde acobijabas mi pequeño cuerpo
Obtuve el titulo de huérfano de madre
Sin haberte conocido ni tenido

Ni siquiera esa voz que pudiera escuchar
Ni esos besos que quisiera resucitar
No puedo revivir lo no vivido
No tengo poder para volver a crearte

Nadie pudo secar mis lágrimas
Que emanaron por un amor perdido
Nadie como tu pudo abrazarme
Ni acariciar mi pelo avejentado

Nadie pudo darme paz, calma y sosiego
Nadie como tu pudo quererme
Como anhelaba, así, como mi madre

Eres mi pasado, mi presente y mi futuro
Eres ausencia y presencia
Te he llorado por una sola razón…
Por no tenerte

Te echo de menos en mis soledades
En mis vacíos eternos y profusos
En mis recuerdos que no tengo de ti
¿Qué sentía yo cuando me besabas?
¿Qué sentía yo cuando me abrazabas?


Lloro con exasperación por tu ausencia
Por no haberme sentido hijo tuyo
La soledad invade mi vida errante
Así seguirá hasta el final de mis días

No tengo tu pecho que me acoja
Ni tus manos que sequen mis ojos
En esas noches llenas de carencias

Cuando te lloro no brotan lágrimas
Solo gemidos, clamor y sollozos
Secos están por los lamentos
Me enseñaron a perder sin ti

Perdí lo que más amaba, mi hijo
Otro tengo al que amo intensamente
No hay un “te quiero” en mi vida

Esos que una madre sabe decir
Ni una canción con tu voz grabada
Que en mis soledades pueda oír

Hoy, siete de septiembre
 Sesenta y seis años después
Sigo sin saber de ti, sin tenerte
Tu lejanía constante me invade

Tú sin quererlo ni desearlo
Eres mi ausencia…
Aunque te sienta todos los días...

Te quiero madre…

  
Mare Nostrum 07 – 07 – 2017

Adolfo A. Morales Borrego

2 comentarios:

  1. Que triste título el de huerfano, la ausencia de una madre tiene que ser terrible y además lleva consigo una serie de carencias para los huérfanos que no se pueden llenar con nada.La pérdida de un hijo es un auténtico drama.....siento mucho esas dos grandes pérdidas.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Buf qué poema más intenso, me ha estremecido al leerlo, un poema escrito con la pluma del amor de tu corazón, como no se puede escribir otro, un amor profundo, un amor a raudales, con la tristeza como solo puede dejar la ausencia de una madre, esa ausencia que deja llenándonos de soledad, pero que sigue estando en tu alma, porque allí está contigo, en tu corazón, en cada latido, y es que no hay como el amor de una madre, es el amor más generoso y desinteresado que puede haber.

    Decirte que me ha encantado tu poema es decirte poco, me ha hecho sentir profundo cada frase, cada latido que está escrito en cada palabra, me ha llegado muy hondo, mi querido amigo Adolfo, me parece enternecedor y precioso.

    Siéntete acompañado por tu madre sigue en ti, no puede irse nunca de tu vida, aunque no esté en presencia, ella está contigo dentro de ti, porque te dió la vida y lleva tu sangre.

    Me alegra mucho volver a leerte y sentirte, mi admirado Poeta, gracias por seguir estando.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar