25 feb. 2017

ERES

  




¿Qué sentías cuando cerrabas tus ojos?
¿Qué sentías cuando tus labios cerraban los míos?
¿Que sentías cuando tu cuerpo desnudo tapaba mi piel?
¿Que sentías cuando tu lengua recorría mi boca?
¿Que sentías cuando tus manos esculpían mi cuerpo?

Eras viento, eras calma, mar embravecido
Eras tormenta, eras rayo y fuego
Eras luz dueña de mis tinieblas

Tu cuerpo era un desierto por explorar
Allí en tus dunas permanentes
Encontraba el sosiego de mi vida
De mi amor, de mis ansias de ti

Eres olvido y permaneces en mí
No te borras de mi mente
Eres perenne, pasión y olvido
Eres llanto, lagrima ardiente

Quisiera  que fueras pasado
Y no presente, lejana y no en mí
Eres aquello que tuve
Eres aquello que no tengo

Eres mi pasión, mi sueño, mi olvido
Eres vida, mi quimera, mi muerte
Utopía…eres todo
Todo y nada

Me guiaste en tu cuerpo angelical
Por caminos tenebrosos y turbios
Ansiosos por explorar y poseer
Me hiciste disfrutar de ti
De todo tu cuerpo, de tu alma
De principio a fin

Allí donde mis manos te moldeaban
Estaba tu piel ansiosa de ser amada
Deseabas  que mi fuego
Te quemase para ser lo que fuiste
Y lo que nunca… nunca más  serás

Quise olvidarte, pero estas ahí
En la lejanía, si en mi pensamiento
Cuando cierros mis ojos apareces
Acariciando mi espalda

Besando mi boca, creando amor
Como solo tú sabías hacerlo
Con esa pasión incalculable
Con ese deseo desbordado

Con esa mirada lasciva
Creaste  amor, pasión y deseo
Lujuria loca y desenfrenada

Fuiste todo eso y más, y ahora…
Ahora no eres nada
Pero sigues en mi pensamiento
Y te sueño en mis noches
Llenas de soledad.


Mare Nostrum  25 – 02 – 2017
Adolfo A. Morales Borrego

5 comentarios:

  1. Es muy triste soñar con alguien que ya nos es nada......Saludos

    ResponderEliminar
  2. Bellísimo tu poema, escrito con la sensibilidad que te caracteriza, mi admirado Poeta, aunque sean versos nostálgicos de un recuerdo ya pasado, siempre es un deleite disfrutar de tus letras, sentirlas y volar con ellas, me encanta leer el desnudo de tu alma, tan transparente, tan brillante, tan lleno de vida.

    Gracias enormes, por seguir escribiendo, mi querido amigo.

    Besos enormes.


    Es ola en la marea,
    la luz en tu mirada,
    volcán en erupción
    tsunami erosionando tu piel.

    Es verso y poesía,
    canción y melodía,
    tu alma y tu vida,
    tu sombra y sinfonía.

    Es tu sol y tu luz,
    tu guía y tus pupilas,
    todo y más en tus sueños
    y mucho más en tu recuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Si hubo ocasión de amar así, dichoso por haber tenido la oportunidad de subir a tan alta cima. Precioso Adolfo. Un fortísimo abrazo.

    ResponderEliminar
  4. uufff Profundo poema Adolfo, apasionado poema que atrapa y aún no olvidas me encantó , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  5. Leo tus letras y encuentro mucha nostalgia brotando en cada sílaba, recuerdos de pasión y anhelo bordados en cada pausa...muy bello lo narrado.
    Te mando mi abrazo querido amigo...cuídate.

    ResponderEliminar